Viviendas BAM-2

El conjunto de viviendas conocido como BAM-2 aglutina tres tipologías de vivienda: una tipología unifamiliar aislada (Tipo A) y dos tipologías pareadas diferentes (Tipos B y C).

_x000D_

Una urbanización de espectacular estética conseguida con el manejo de las volumetrías, la materialidad y el color, con un cuerpo pétreo y oscuro, de Filita Gris Jbernardos al corte de disco; que actúa de remate en todo el conjunto. Junto con un zócalo, que se abre a los pequeños jardines donde cohabitan el tapiz verde del césped, y el agua cristalina de las piscinas.

_x000D_

Pero lo más destacable de este principio de Unidad es que, desde el exterior, se ha pretendido preservarlo sin recurrir a la sensación monótona de piezas que se repiten, una sensación a la que irremisiblemente uno puede verse abocado si trabaja con viviendas pareadas. La alternancia de los tipos, la disposición del tipo C entendido como pieza de remate del conjunto en ambos extremos de la urbanización, y la consciencia del efecto perspectivo que genera la pendiente del terreno, hacen que en la visión de conjunto, éste se entienda como suma de piezas dispares que se agrupan o sobresalen indiferentemente, consiguiendo la sugerente unidad de la variedad que persigue la arquitectura más contemporánea; y lo interesante es que todo es apariencia, y las piezas son, en algunos casos, las mismas, lo cual economiza el proceso de ejecución

_x000D_

Otro aspecto interesante del proyecto se descubre cuando uno se adentra en las viviendas, la investigación en torno al patio.

_x000D_

Desde sus orígenes, el arquitecto (Antonio Altarriba Comes) siente especial predilección por conseguir que el interior de sus viviendas respire, no sólo el aire, la luz y las imágenes a través de la piel de fachada, sino desde el mismo interior, algo que desde la antigüedad ya ha proporcionado el patio. Es cierto que el patio desde un análisis estrictamente funcional sólo se ha utilizado cuando la arquitectura no disponía de fachada suficiente para suministrar aire y luz a sus interiores, pero también es cierto que desde la postmodernidad se han asumido nuevas vías que nos insisten en la necesidad de una variedad, incluso de una contradicción en la arquitectura.

Tags: No tags

Comments are closed.